Prefacio

Enseñanza de la doctrina Cristiana

“Creo en Dios Padre, Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra…” Credo de los Apóstoles.

“Creemos en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador de Cielo y Tierra, de todo lo visible e invisible…” Credo Niceno.

“Todo el que quiera salvarse, debe ante todo mantener la Fe Universal…” Credo de Atanasio.

“Todos nosotros creemos con el corazón y confesamos con la boca, que hay un ser espiritual, único y simple, al que llamamos Dios…” Confesión de Fe Belga.

La iglesia siempre ha sido confesional a lo largo de la historia. Una de sus características es ser apostólica, “Creemos en la Iglesia, que es una, santa, universal y apostólica” (Credo Niceno), esto significa que la Iglesia de Cristo tiene el deber de edificar e instruir a todos sus miembros partiendo de la enseñanza fundamental de los apóstoles y profetas según las propias Escrituras, “a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (Efesios 2:20; 4:12-16, 1 Pedro 2:6, 2 Timoteo 3:14-17). De ahí su confesionalidad y apego a las Escrituras como ha quedado evidente en su propia historia.

Por lo tanto, la iglesia que prevalece doctrinalmente es una iglesia Escritural primeramente, y la iglesia que prevalece históricamente es una iglesia confesional esencialmente. Ella ha hecho todo esto por medio de sus credos universales y confesiones continentales. Así, una iglesia Bíblica prevalece a lo largo de su historia Escritural y confesionalmente, lo cual significa que ella es una iglesia centrada en todo el consejo de Dios donde Cristo resplandece majestuosa y gloriosamente para la gloria de nuestro gran Trino Dios (1 Juan 5:20, Mateo 11:25, Jeremías 9:24, Juan 17:3).

Ahora, ¿Cuál sería el propósito de las confesiones en sí?

Las confesiones sirven:

I. Para dar un testimonio público de la verdadera fe y doctrina de la Iglesia del Señor (Nuestra Confesión de Fe Belga).

II. Para preservar la verdad a futuras generaciones (Nuestro Catecismo de Heidelberg).

III. Para sostener la verdad en oposición al error (Nuestros Canones de Dort).

IV. Para expresar, preservar y promover la unidad de todos los creyentes (Nuestras Tres Fórmulas de Unidad). [1]

Así, aquel grupo que profesa la fe Cristiana y que no tiene un vínculo confesional con la fe Reformada, es sólo un grupo profesante que sigue en tinieblas y que niegan la unión confesional con la Iglesia del Señor de todos los tiempos. Pues la iglesia que prevalece doctrinalmente es una iglesia Escritural primeramente y la iglesia que prevalece históricamente es una iglesia confesional esencialmente.

Nuestro deseo con este sitio web es que la Iglesia del Señor de habla hispana en Iberoamérica y Estados Unidos, encuentre la común fe histórica que nos une.

En pos de las Iglesias Reformadas de América Latina, editor; Rafael Reséndiz Izaguirre.

“Post Tenebras Lux.”

Pedidos

Si usted está interesado en recibir el libro “Credos, Confesiones y Formularios de las Iglesias Reformadas en América Latina” copilados con instrucciones por Rafael Reséndiz Izaguirre, favor de llenar el siguiente formulario.

 


[1]  J. Van Bruggen, The Church Says Amen, página 10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *