El Credo de los Apóstoles

Introducción a los Credos Universales

Un Credo expresa la confesión pública de lo que la iglesia en sí cree según las Escrituras. Un Credo Católico [1] o Universal expresa la confesión pública de ciertos puntos de la Fe Cristiana y que las iglesias en general e históricamente creen según las Escrituras.
En el artículo 9 de nuestra Confesión de Fe Belga, leemos que “con respecto a este punto [sobre la doctrina de la Santísima Trinidad], aceptamos gustosamente los tres sumarios de fe, a saber, el de los Apóstoles, el de Nicea y el de Atanasio; así como también lo que fue resuelto por los antiguos en conformidad con estos sumarios.”
De este modo las iglesias Reformadas han profesado la unión confesional a las doctrinas Escriturales expresadas en los Credos Universales, mostrando con ello ser “columna y baluarte de la verdad.” (1 Timoteo 3:15).

Prólogo al Credo de los Apóstoles

El nombre “Credo de los Apóstoles” no se refiere a un credo hecho y formulado por los apóstoles del Señor en el primer siglo, sino más bien al hecho de que este Credo surgido en los primeros siglos del cristianismo, fue un resume breve y admirable de los 12 puntos de la fe Cristiana profesados por la Iglesia del Señor a su temprana edad. De este modo la Iglesia de Cristo tuvo una confesión en donde en muy pocas palabras resumían en breve los puntos principales de la común Fe de quienes profesaban el cristianismo en los primeros siglos.

Así, el Credo de los Apóstoles debe ser considerado sólo como un Símbolo confesional temprano de las doctrinas de los Apóstoles siendo este el símbolo Cristiano más antiguo en nuestros Credos y Confesiones.

El Credo de los Apóstoles

  1. Creo en Dios Padre, Todopoderoso,
    Creador del cielo y de la tierra.
  2. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor;
    Que fue concebido por el Espíritu Santo, nació de María virgen;
    Padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos,
    Y al tercer día resucitó de entre los muertos;
    Subió a los cielos; está sentado a la Diestra de Dios, Padre Todopoderoso,
    De donde vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos.
  3. Creo en el Espíritu Santo;
    Una santa Iglesia cristiana católica, la comunión de los santos;
    La remisión de los pecados,
    La resurrección del cuerpo
    Y la vida eterna. Amén.

[1] Catolicidad no es lo mismo que catolicismo. La Iglesia de Cristo es católica y rechaza el catolicismo por ser este último un sistema de pensamiento anti-Escritural. Por lo tanto bien podemos decir que la Iglesia verdadera de Cristo es católica y Escrituralista.